fbpx

Blog

Qué deberían comer los niños antes y después de ejercitarse

El verano es la época ideal que deberían aprovechar los niños para jugar, practicar futbol, nadar, correr. Existen varios tipos de alimentación que ayudarán a nuestros niños a tener suficiente energía para realizar estas actividades.

Una buena alimentación que sea saludable, balanceada, y variada que se base en alimentos frescos y enfocada a la edad del niño que practica deporte es todo lo que necesita para aportarle energía y los nutrientes necesarios para desenvolverse en el acto. Al practicar deportes de competición o actividades con un esfuerzo físico muy alto, se debe tener muy en cuenta las estaciones del año, las características del deporte a practicar, enfermedades patológicas como asma o diabetes, alergias y sobre todo realizar un ajuste nutricional en su alimentación.

En ambos casos ya sea antes o después de la actividad física, debemos asegurar un consumo energético equilibrado, es decir, aportar la suficiente energía para su práctica deportiva y a su vez cubrir las necesidades básicas en su crecimiento para que su inclinación hacia el deporte no afecte su rendimiento escolar y evitar alteraciones en su salud, bajo paso, adquirir masa muscular y un mayor riesgo a lesionarse. Evitar el consumo de calorías a base de alimentos procesados, tales como; dulces, gaseosas, comida chatarra que tienen una calidad nutricional muy baja y aportan un exceso de grasas, azucares y sal.

Antes de la actividad deportiva

La glucosa que proviene de los hidratos del carbono es el combustible mas importante para los deportistas, el glucógeno almacenado por esta glucosa es la fuente de energía mas disponible para el musculo cuando de practica actividad, las grasas también aportan energía en deportes de larga duración como el ciclismo. Tres o cuatro horas antes de ejercitarse es lo recomendable para que los alimentos se digieran todo, si durante este proceso exigimos al cuerpo es probable que desfallezca o aparezcan problemas gastro intestinales.

Treinta o cuarenta minutos antes de la competición es recomendable comer tomar un pequeño refrigerio alto en hidratos de carbonos para tener una aportación extra de energía, por ejemplo; plátanos, frutos secos, un bocadillo de semillas en barra, coco o chocolate negro.

Después de la actividad deportiva

Es de suma importancia reponer la glucosa y asegurar las cantidades necesarias de proteínas para ayudar que nuestros músculos se regeneren o evitar la sensación de cansancio, algunas ideas para después del deporte son; ingerir yogur natural hecho a

base de frutos secos, comer ensaladas de aguacate, tomate y espinaca, tortilla de papa, una fruta o frutos secos.

No debemos olvidarnos de la hidratación, esta es un aspecto clave, debido a que todavía no se regula nuestra temperatura corporal ante el calor y el esfuerzo, hay que asegurar una buena hidratación durante y después de la actividad física cerciorarse que el niño beba agua en sorbos pequeños.

Compartir en

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Artículos Patrocinados

Soy Nutriva  es una web dedicada a divulgar información sobre salud, nutrición, recetas saludables y entrenamiento. Los artículos no sustituyen las recomendaciones o el diagnóstico realizado por un profesional. Consulta con tu médico cualquier problema de salud.

Copyright © 2021 Soy Nutriva