fbpx

Blog

¿Cuál es la clave para cuidar nuestro sistema digestivo?

Estos tips son fáciles de poner en práctica día a día, benefician el crecimiento de las poblaciones de microbios beneficiosos y, con ello, refuerzan tu salud.

El correcto cuidado de estos microorganismos puede ser fundamental para el bienestar de nuestro cuerpo. De hecho, la flora intestinal puede favorecer a la defensa del propio organismo interviniendo de forma directa a prevenir enfermedades o ayudar al funcionamiento correcto de nuestro sistema digestivo con el alivio de los síntomas de estreñimiento, entre otros problemas intestinales.

Para cuidar de nuestra salud digestiva es recomendable mantener una dieta equilibrada y unos correctos hábitos alimentarios. Entrando en contexto, a la hora de hablar de dieta, es cuando surgen términos como prebióticos y probióticos.

  • Cuando se habla de probióticos hacemos referencia a microorganismos vivos que, cuando se gestionan en cantidades adecuadas, confieren un beneficio para nuestra salud. Algunos de los alimentos que podemos añadir a nuestra dieta para contar con una cantidad adicional de probióticos en nuestra flora intestinal son el yogurt, algas, el queso crudo, aceitunas o encurtidos.
  • Por otro lado, cuando nos referimos prebióticos se reconocen a aquellos compuestos no digeribles, en su mayoría fibras, que estimulan la actividad o crecimiento de microorganismos importantes de nuestra flora intestinal, que pueden tener un efecto positivo en nuestra salud. En definitiva, podríamos decir que los prebióticos sirven de alimento para las bacterias intestinales como los probióticos.

Una flora intestinal dañada puede ocasionarnos muchas molestias a diario.

A continuación, te mostraremos varios consejos para cuidar nuestro sistema digestivo.

  • Elige la fibra: La más beneficiosa es la que procede de las verduras o de la pulpa de la fruta.
  • Relájate: Practica alguna técnica de relajación, como la, y lleva un estilo de vida tranquilo que evite los efectos de las hormonas del estrés sobre el microbiota.
  • Actívate: El ejercicio físico diario de intensidad media (el corazón debe acelerarse) aumenta la diversidad de bacterias digestivas y en concreto de las que ayudan a metabolizar las grasas (no se convertirán en reservas de energía).
  • Escucha tu cuerpo: En lugar de seguir consejos ajenos, experimenta qué alimentos te sientan mejor y cuáles te causan molestias.
  • Come con calma: Mastica cada bocado hasta que se convierta en papilla y evita toda agitación. Una comida demasiado animada puede provocarte una digestión pesada.
  • Cuídate de los antibióticos: Tómalos solo cuando sea necesario y ponte de acuerdo con tu médico para tomar a la vez un probiótico, un suplemento que te aporte un extra de estas bacterias beneficiosas.
  • Evita el alcohol: Cuando se tiende a la flatulencia, es aconsejable reducir las bebidas alcohólicas porque algunas bacterias gastrointestinales usan el alcohol como alimento y son grandes productoras de gas.

Compartir en

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Artículos Patrocinados

Soy Nutriva  es una web dedicada a divulgar información sobre salud, nutrición, recetas saludables y entrenamiento. Los artículos no sustituyen las recomendaciones o el diagnóstico realizado por un profesional. Consulta con tu médico cualquier problema de salud.

Copyright © 2021 Soy Nutriva